El partidazo se lo llevó el Liceo

FICHA TÉCNICA

FC BARCELONA: Sergi Fernández, Pau Bargalló, Ignacio Alabart, Sergi Panadero, João Rodrigues (cinco inicial), Matías Pascual, Hélder Nunes, Nil Roca, Pablo Álvarez.

DEPORTIVO LICEO: Carles Grau, Franco Platero, César Carballeira, Dava Torres, Jordi Adroher (cinco inicial), Marc Grau, Roberto Di Benedetto, Maxi Oruste.

GOLES: 1-0 (João Rodrigues, min. 7). 1-1 (Jordi Adroher, min. 13). 1-2 (Di Benedetto, min. 43). 1-3 (César Carballeira, min. 45). 2-3 (Hélder Nunes, min. 46). 2-4 (Adroher, min. 48). 3-4 (Hélder Nunes, min. 49).

Tras un final de temporada incierto por el COVID, un título regalado al FCB Barcelona por la Federación, cuando esa temporada se había implantado un play off, la familia Liceísta veía de forma injusta una adjudicación de un título, así sin disputarlo, pero el Deportivo Liceo como un buen club deportivo, acató la decisión y esa injusticia parecía correr en los patines de los hombres de Juan Copa, sigue contando sus partidos por victorias, parecía que esa rabia daba vida a los sticks de los verdiblancos, que han jugado más que un partido, el PARTIDAZO, lo mejor que podemos ver en Hockey a nivel mundial y cayó del bando herculino.

Pero dirán algunos, bueno, no es para tanto, cuando ya las decisiones arbitrales comienzan a caer del lado culé, cuando se pita un tiro directo a favor de los locales y se adelantan en el marcador, el Liceo no perdió la compostura, siguió el guión marcado por su entrenador y siguió luchando y luchando para lograr ponerse en igualdad de condiciones, podría adelantarse, pero Jordi Adroher no estuvo acertado con la bola parada, un partido emocionante, con remontada, con bola parada, con presión, con un poco de todo, solo faltó el público por las medidas sanitarias, pero lo hemos podido seguir por televisión en una vibrante tarde.

El partido era de élite y su ritmo e intensidad le hicieron honor. A los tres minutos, el local Pau Bargalló vio tarjeta azul y permitió que el Liceo gozara de una primera superioridad numérica temporal, y es que la falta directa fruto de la acción -ejecutada por un destacado Jordi Adroher– fue brillantemente desviada por Sergi Fernández. No fue la única acción de mérito del meta del Barcelona, que se encargó de anular cualquier acercamiento derivado de la superioridad de efectivos de los de Juan Copa. Quien se puso por delante fue el equipo culé por obra de João Rodrigues, que anotó el primer gol en el rechace de un riguroso penalti.

Tampoco estuvo acertado Adroher con otra falta directa, que trajo una segunda tarjeta azul para el Barça (esta vez para Hélder Nunes). Sí lo estuvo el Mago a once minutos del descanso, cuando fusiló desde lejos a Sergi con un lanzamiento académico. Significó el tercer partido consecutivo con anotación del veterano y talentoso Adroher, uno de los jugadores más dinámicos del Deportivo Liceo. Los verdes alternaron ataques precipitados con finalizaciones peligrosas, varias de ellas al palo de la portería de los de Edu Castro. Fue Pau Bargalló quien replicó esta acción segundos antes del descanso, tras mandar al larguero un potente disparo lejano.

Toda la emoción para la segunda parte

Si la primera mitad fue frenética, la segunda no se quedó atrás. Roby Di Benedetto vio la azul, pero Carles Grau (imperial durante todo el partido) detuvo la falta directa de Pau Bargalló y provocó que el Liceo tuviera que afrontar su primera desventaja numérica. La salvaron bien los de Juan Copa, igual de intensos que al inicio, pero que se encontraron con un Barcelona mucho más sólido defensivamente. El equipo catalán fue superior en el primer tramo de la reanudación.

A falta de trece minutos, el Deportivo Liceo vivió un momento crítico. Otra dudosa pena máxima a favor del Barcelona fue detenida por dos veces por Carles Grau, tras ser determinada la repetición del primer intento. Fue replicada poco después, tras otra excelente parada de Sergi a la tercera falta directa de Jordi Adroher.

Y apareció Roberto Di Benedetto. ¿Quién si no? El autor de seis goles contra el Taradell firmó su séptimo de la temporada y estableció el 1-2, tras una jugada individual de gran calidad. Se ganó el perdón de Maxi Oruste, sin marca para una posible asistencia de Roby. El Liceo estaba por delante en el marcador en todo un Palau, pero la cosa no se había acabado ahí. César Carballeira transformó ese 1-2 en 1-3 tras otro auténtico misil que Sergi vio en su escuadra izquierda al pestañear. El Liceo era efectivo, pasional y por momentos heroico. Todo a pesar de encajar el segundo, obra del culé Hélder, pero Adroher lo neutralizó a 90 segundos del final con una excelente falta directa. Se había quitado la espina. Hélder anotó otro a falta de segundos, pero el Liceo había firmado la machada.

Tres victorias de tres para el Liceo, nueve puntos de nueve y la ilusión por las nubes. A Juan Copa y los suyos les tocará continuar el sueño el domingo 18 a las 12:00h, con la visita del Mataró al Palacio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email