La Policía Nacional desmantela nueve plantaciones indoor de marihuana y tres viviendas de venta de droga en un mismo edificio

 

El gran trasiego de personas, el fuerte olor de las inmediaciones del inmueble y el consumo desmesurado de luz llevó a los agentes a confirmar la existencia de delitos relacionados con el tráfico de sustancias estupefacientes en un edificio de 12 plantas del distrito madrileño de Usera

El cuarto de contadores estaba completamente modificado con conexiones ilegales y el consiguiente peligro de incendio, ascendiendo a más de 400.000 euros el fraude del fluido eléctrico

La operación se saldó con siete detenidos, 14 investigados no detenidos y se intervinieron 1.300 plantas de marihuana, cinco kilos ya preparados para la venta, 10.000 euros en efectivo, tres escopetas y numerosos útiles para el cultivo de la sustancia

Agentes de la Policía Nacional han detenido a siete personas como presuntas responsables de un delito de tráfico de drogas y otras 14 han sido investigadas no detenidas por defraudación de fluido eléctrico. En la operación han sido desmanteladas nueve plantaciones y tres viviendas de venta de droga en un mismo edificio de 12 plantas del distrito madrileño de Usera. El cuarto de contadores estaba modificado con conexiones ilegales y el consiguiente peligro de incendio, ascendiendo a más de 400.000 euros el fraude del fluido eléctrico. Se intervinieron 1.300 plantas de marihuana, cinco kilos ya preparados para la venta, 10.000 euros, tres escopetas y numerosos útiles para el cultivo de la sustancia.

El 95% de los inquilinos no abonaban sus cuotas de luz

La investigación se inició a principios del pasado mes de enero cuando los agentes tuvieron conocimiento de que existía un gran trasiego de personas en torno a este edificio que acudían para comprar marihuana. Además, en los alrededores del inmueble se percibía un fuerte olor a marihuana.

Los investigadores continuaron su labor y comprobaron que el edificio contaba con un cuarto de contadores totalmente modificado con enganches ilegales a la red eléctrica, donde el 95% de los inquilinos no abonaban sus cuotas de luz. Todo ello provocaba un grave peligro de incendio en este edifico de 12 plantas y muy cercano a un centro escolar. Incluso recibieron información de que algunos menores del edificio jugaban en el patio de su colegio a cultivar plantas y a venderlas, muestra clara del entorno en el que estaban creciendo.

Más de cien agentes en el operativo policial

La pasada semana se llevó a cabo un operativo policial en el que participaron más de 100 agentes y se realizaron 12 registros simultáneos en este edificio de los cuales nueve contaban con plantaciones indoor de marihuana en pleno funcionamiento y los otros tres se utilizaban como puntos de venta. En total se intervinieron 1.300 plantas, cinco kilos preparados para su venta, 10.000 euros en efectivo, tres escopetas, una contadora de dinero, una balanza de pesado y demás útiles para el cultivo y venta del estupefaciente.

Uno de los detenidos tiró bolsas de marihuana por la ventana

Durante la entrada y registro uno de los inquilinos trató de deshacerse de parte de la droga arrojando bolsas de marihuana por la ventana y también por el inodoro. La rápida acción policial permitió recuperarla y detener a este individuo inmediatamente para evitar que continuase eliminando pruebas del hecho delictivo.

El dispositivo policial culminó con la detención de siete personas como presuntas responsables de un delito de tráfico de drogas y otras 14 investigadas no detenidas por defraudación de fluido eléctrico ascendiendo el fraude a más de 400.000 euros siendo la mayor parte provocado por las plantaciones de marihuana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pueden interesar

RSS
Follow by Email