Rafael Nadal, el invencible

Llegaba a su torneo, protestando porque no se producían las mejores condiciones :

Estamos a 9 grados, para jugar un torneo en exterior estamos al límite. Además, está lloviendo cada día, las bolas son diferentes…, pero solo me queda adaptarme a todo eso, pero erosionará los hombros y codos de los jugadores”.

“Tengo que ir construyendo cada día unas mejoras que me lleven a hacer un buen torneo. Si no estuviera aquí para intentar asumir el reto de aspirar a lo máximo no habría venido. Tengo la ilusión para competir otro Roland Garros al cien por cien.

Las condiciones no son ideales y la preparación podía haber sido mejor. Pero hay que convivir con las situaciones que se van presentando. No voy a aumentar los problemas que presenta ya la situación, voy a intentar minimizarlos con trabajo”.

Asimismo, se pronunció sobre la ausencia de público. Echará de menos “el clima de alegría”, pero “no solo en el tenis, también en la vida en general”. “Vamos a echar de menos unas condiciones razonables para un torneo de tierra y también un clima de fiesta, gente, público, algo que no tenemos a día de hoy y que confiemos en que podamos disfrutarlo pronto, aunque la situación no va por el camino adecuado”, reconoció.

Se mostró convencido de que en futuras ediciones cambiarán las pelotas con las que se va a jugar en 2020 porque “la salud de los tenistas es importante” y a su juicio es demasiado pesada. “Es como una piedra“, sentenció, con contundencia, el manacorí. Aseguró que había probado la bola tanto en el calor de Mallorca como en el frío parisino. Y con temperaturas bajas, la sensación de peso y peligro empeora. “Para algunos es más favorable, para otros menos. Quien se adapte mejor tendrá más opciones de éxito”.

Pues el español se adaptó mejor que nadie, para hacer un torneo impecable, superando las adversidades, con un clima desfavorable, cuando el preparador rival, dijo que Rafa “No tenía posiblidades” pues menos mal que no las tenía, porque el de Manacor, borró a su rival de la pista, con una fuerza increíble, venció al serbio por 6-0, 6-2 y 7-5 tan sólo cometió 14 errores no forzados, por 52 de su rival.

Si alguien tiene crédito en el Roland Garros ese es el español Rafael Nadal aunque muchos quisieron jubilarlo antes de tiempo, este decimotercer título acallará a los más críticos por unos días, con dicho título logra igualar a otro de los grandes tenistas Roger Federer. Nadal ganó por 6-0, 6-2 y 7-5, en dos horas y 41 minutos. Por cuarta vez en 16 participaciones, al igual que en 2008, 2010 y 2017, sale campeón sin perder un set a lo largo de toda la competición.

Foto: Instagram del torneo. Rafael Nadal en los más alto de París

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email