Pasado Deportivista : Braulio Vázquez

Conocido actualmente como ser director deportivo del recién ascendido At. Osasuna, nuestro personaje de hoy Braulio Vázquez fue jugador del R.C. Deportivo de La Coruña en la temporada

Braulio Jesús Vázquez Benítez, deportivamente conocido como Braulio (Pontevedra, España; 14 de marzo de 1972) es un exjugador y entrenador de fútbol español. Como futbolista fue delantero centro del Deportivo de La Coruña, para jugar luego en Portugal con el  SC Farense.

Fue el director deportivo del Valencia Club de Fútbol de la Primera División de España entre 2010 y 2013.

Desempeñó el mismo cargo en el Real Valladolid desde el mes de abril de 2014 hasta junio de 2017.​ Actualmente es el Director Deportivo del Club Atlético Osasuna.

Pasó su infancia en A Coruña, pero Braulio nació en Pontevedra, con catorce años ingresa las categorías inferiores del RC Deportivo. En la temporada 1993/94 llegó a ser convocado por el primer equipo, aunque sin debutar en partido oficial.

En la temporada 1995/96, de la mano de John Benjamin Toshack llega el debut de BRAULIO en el primer equipo y en Primera División, donde aparecen jóvenes promesas de la cantera deportivista que habían ascendido a Segunda División B con el FABRIL: Emilio Viqueira, David Fernández, José Manuel Aira, Maikel Naujoks y el propio Braulio.

Ese debut tuvo lugar en la máxima categoría un 8 de octubre de 1995, ante el Racing de Santander en Riazor; jugó los últimos 17 minutos, sin poder evitar la derrota de su equipo por 2–3. Esa misma campaña disputó su segundo y último partido -19 minutos ante el Real Valladolid– en la Primera División española.

Con la enorme calidad que tenía la plantilla del Depor en aquellos años, era difícil hacerse un hueco y decide tomar salida del club deportivista y es cuando en la temporada 1996/97 fichó por el SC Farense de la Primeira Divisão de Portugal, que entrenaba el español Paco Fortes.Tras dos campañas en el club luso, el verano de 1998 regresó a España para jugar en el CP Mérida, que acababa de descender a Segunda División. Aunque fue uno de los habituales en las alineaciones de Paco Herrera -jugó 38 partidos de liga y anotó 6 goles- abandonó el club al finalizar la temporada. Inició así un periplo por la Segunda División B, pasando por equipos como el CD Castellón, el Zamora CF, el Novelda CF o el refundado Mérida UD. En los últimos años de su carrera regresó a su Galicia natal para jugar en clubes de Tercera División como el CD Lugo -al que ayudó a ascender a Segunda B con diez goles, en 2006– o el Bergantiños FC donde las lesiones le obligaron a dejar la práctica activa del fútbol.

Como entrenador / Director deportivo

Después de colgar las botas se diplomó en Educación Física y obtuvo el título de entrenador nacional de fútbol. Inició su carrera como técnico la temporada 2007/08 el Soneira SD, de la Primera Autonómica de Galicia.

El verano de 2008 firmó por el Laracha CF, de Preferente,​ pero pocas semanas después, antes de iniciar la temporada oficial, abandonó el cargo para incorporarse como ojeador al organigrama de la dirección deportiva de un club de Primera División, el Valencia CF, a petición de Fernando Gómez Colomer, vicepresidente deportivo del club valenciano y principal valedor de su fichaje al conocerse ambos de su paso como futbolistas en el CD Castellón.

Tras dos años ejerciendo tareas de ojeador, en junio de 2010 asumió la coordinación total de la dirección deportiva del Valencia, reemplazando así a su principal valedor, Fernando Gómez, destituido por el presidente Manuel Llorente. Asumió la difícil tarea de planificar el área deportiva de un club de élite en plena crisis económica, por lo que debía hilar muy fino en cada operación bajo la atenta tutela del presidente Manuel Llorente.

Tras unas operaciones bastante cuestionables se empezó a dudar de su trabajo, puesto que no lograba sustituir jugadores de garantías en los puestos que quedaban vacantes en la plantilla, que quedaba tremendamente descompensada en sus líneas. Además las cantidades de dinero invertidas eran bastante elevadas, hasta un total de 88 millones de euros gastados entre los veranos de 2010 y 2013.​ Todo esto hizo dudar de su labor al nuevo presidente valencianista, Amadeo Salvo, quien, tras confiar en él y defenderlo en un primer momento, perdió toda confianza en Braulio, lo que llevó finalmente el 4 de noviembre de 2013 a su destitución.

El 3 de abril de 2014 inicia una nueva etapa como director deportivo en el Real Valladolid, preparando la planificación deportiva para la temporada 2014/15, en Segunda División tras confirmarse el descenso del equipo pucelano.

Desde junio de 2017, es el director deportivo del Club Atlético Osasuna con el que firmó para las dos próximas temporadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pueden interesar