Cuestiones jurídicas en relación con el partido Deportivo vs Fuenlabrada (por Augusto Pérez Cepeda)

Me pide un amigo que aclare ciertas cuestiones jurídicas en relación con el partido Deportivo vs Fuenlabrada, pues ha oído muchas opiniones acerca de lo que se puede hacer o no, y en concreto, me plantea lo siguiente: Si un Juez puede o no paralizar la Liga, dado que se trata de una actividad privada; qué pasa si no se puede repetir la última jornada, pues ya se ha jugado, y me comenta un supuesto en que la sentencia no se ha ejecutado. Entrando en la primera de las cuestiones, solo dejar constancia de que el artículo 24 de la Constitución Española establece el Derecho Fundamental a la Tutela Judicial Efectiva, así como la prohibición de la indefensión.  Según reiteradísima jurisprudencia del Tribunal Constitucional la primera de las vertientes de este principio de Tutela Judicial Efectiva, es el acceso a la jurisdicción, con lo que no puede caber la más mínima duda de que los Tribunales de Justicia pueden conocer de las cuestiones que se les planteen, sean públicas o privadas. Quien tenga dudas de lo anterior, que piense si un divorcio, un arrendamiento, o un problema societario, por citar alguno de los casos típicos, no son relaciones privadas de las que conocen todos los días los Tribunales de Justicia. Sentado que el Juez puede conocer del asunto, también puede adoptar medidas cautelares en un incidente seguido a tal fin, existiendo esta posibilidad expresamente establecidas en todas las leyes que regulan las distintas jurisdicciones, y con un denominador común: hay que asegurar que la sentencia pueda cumplirse. Cuestión distinta es la imposibilidad de repetir la última jornada, que es evidente que no podrá repetirse con los mismos jugadores en todos y cada uno de los equipos implicados, pero para este caso, como la indefensión esta prohibida por el art. 24 de la Constitución, la Ley Orgánica del Poder Judicial tiene previsto en su artículo 18 que se indemnice a los perjudicados. En cuanto al argumento de apoyo, el de la sentencia dictada en el caso del Murcia, desconozco los pormenores del pleito, aunque barrunto que la no ejecución de la sentencia, tiene mas que ver con la disolución y liquidación de la sociedad, con la consiguiente pérdida de personalidad jurídica, pues el artículo 118 de la Constitución obliga a todos a cumplir las sentencias que dictan los Tribunales.  Sea como fuere, el hecho de que se haya dictado una sentencia, ya nos da idea a todos de que los Tribunales de Justicia si que pueden conocer de este tipo de asuntos, y no hace falta acudir al caso del Murcia, basta con recordar el del Obradoiro. Y aunque entiendo que queda todo aclarado, me gustaría contestar a cierta persona que se ha manifestado públicamente que la suspensión de uno solo de los partidos está justificada en que es un caso de fuerza mayor. El artículo 1105 del Código Civil establece lo que es fuerza mayor y caso fortuito, y literalmente los define así. <<…, nadie responderá de aquellos sucesos que no hubieran podido preverse, o que, previstos, fueran inevitables>>. Es mas que evidente que el día 5 de julio de 2020, fecha de la Circular Número 93, se podía prever perfectamente que en la última jornada podía suceder esto, por lo que no puede entenderse que estemos ante un suceso que no se podía prever, y mucho menos, que el suceso fuese inevitable, pues en la propia Circular se pudieron recoger las medidas necesarias para el caso de que hubiese que suspender algún partido, y no se ha hecho nada. En fin, es mas difícil saber callar, que saber hablar.