LA OBLIGATORIEDAD DE JUGAR LAS DOS ÚLTIMAS JORNADAS CON UN MISMO HORARIO

Me ha llamado la atención la forma en que se ha ido retorciendo este tema, a los solos efectos de tratar de justificar a la LFP/Sr. Tebas.
Las objeciones empleadas son auténticamente ajurídicas, y van desde que se trata de una cuestión privada no sometida a la Ley, qué el reglamento no pone eso, o que existe fuerza mayor. Analicemos una a una estas cuestiones:

  • No puede afirmarse que estamos ante una cuestión privada, pues la Ley del Deporte, Ley 10/1990, pone a las claras en el artículo 30.2 y 33.1 dejan claro que las Federaciones ejercen funciones públicas, y por el otro, que una de esas funciones, es la organización de campeonatos.
    No quiero profundizar mucho en el tema –si hiciese falta así lo haría—y solo dejo un dato: todos los procedimientos judiciales que se han suscitado por cuestiones que afectan a la competición, los ha conocido la jurisdicción contencioso-administrativa.
    Y no quiero terminar este punto sin recordar que vivimos en un Estado de Derecho, y que todo está bajo el imperio de la Ley, por lo que la teoría de que las cuestiones privadas no están sometidas al imperio de la ley y control de los Tribunales, es una barbaridad.
    -Dicho lo anterior, es obligado leer el contenido de la Circular número 93, de 6 de julio, que es la clave de todo. Confieso que la primera vez, me asaltaron ciertas dudas, al ser una circular, y es sabido que las Instrucciones no tienen valor jurídico, artículo 6 de la Ley 40/2015,
    de 1 de octubre, pero mis dudas se disiparon totalmente cuando he leído su contenido, y he comprobado que estaba ante una resolución administrativa.
    Y así, el texto de la Circular es el siguiente: <<…HA ACORDADO, AL AMPARO DE LO QUE PREVÉ EL ARTÍCULO 53.3 LETRA e), DE SUS ESTATUTOS…>>, es decir, que se trata de un acuerdo, y que se adopta este acuerdo en el ejercicio de la competencia que le atribuye el expresado artículo de los Estatutos. Y este artículo 53.3 e) establece:
    FIJAR UNA HORA UNIFORME PARA EL COMIENZO DE LOS PARTIDOS
    CORRESPONDIENTES A UNA MISMA JORNADA, CUANDO SUS RESULTADOS PUEDAN TENER INFLUENCIA EN LA CLASIFICACIÓN GENERAL Y DEFINITIVA
    “.
    Es decir, la Federación tiene esa competencia, y la ha ejercido, dictando esta resolución, que es lo que se denomina en Derecho Administrativo un acto plural, con destinatario plural, que obliga a todos aquellos a los que va dirigido.
    No puede caber duda alguna de que obliga y hay que cumplirlo.
  • Frente a esto, no cabe oponer nada, pues los actos administrativos son ejecutivos, y obligan desde el mismo momento en que se dictan, pues tienen la presunción de validez que les atribuye el artículo 39 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre.
    Y si lo que se opine es la fuerza mayor o caso fortuito (artículo 1105 CC), peor vamos, pues que podría suceder esto era del todo previsible al dictarse la Circular, y desde luego, de inevitable no tiene nada.
  • Por último, quiero llamar la atención de todos que la tan traída y llevada Circular refleja que se ha oído a la Liga Nacional de Fútbol Profesional. Sería bueno saber qué es lo que ha dicho.

Autor: Don Augusto Cepeda Decano del Ilustre Colegio Provincial de Abogados de A Coruña