Borja abandona el Dínamo de Bucarest por impagos

El Dinamo de Bucarest aún no ha abonado una de las nóminas de esta temporada a sus jugadores, y eso ha provocado que Borja Valle, uno de los españoles del conjunto rumano, haya decidido abandonar el equipo.

Borja Valle rescindió su contrato con el Dinamo de Bucarest, al que llegó el pasado mes de septiembre, por el impago de su salario.

El jugador no ingresó nóminas desde que fue incorporado por el club y ha formalizado su salida del equipo siguiendo el reglamento de la FIFA, que deja en libertad al jugador si le adeudan dos mensualidades y el club no las abona en quince días.

Su representante, Rodrigo Fernández Lovelle, confirmó a ‘EFE’ la rescisión del contrato, que se cerró este miércoles por la noche.

El ex jugador del Deportivo de La Coruña, dejaba el club tras su descenso a Segunda B, para probar un nuevo reto, un nuevo proyecto comandado por el empresario granadino Pablo Cortacero y cuyo director general sería el gallego Álex Couto.

El Berciano abandonaba la ciudad herculina en una nueva aventura, de hecho no comenzaba mal, se sentía importante, con 5 goles en nueve partidos, dando un asistencia y lo más destacado un auténtico golazo desde el medio del campo, el jugador que tenía contrato hasta 2022, hizo su disconformidad por el trato recibido, en su redes sociales, y decidió cortar por lo sano y cerrar esta etapa en Rumanía.