D.E.P. Paseiro, un dos nosos

José Fernández Sánchez, más conocido en el mundo futbolístico como Paseiro, falleció a los 92 años de edad el pasado miércoles 4 de diciembre.

Nacido el 20 de octubre de 1928 en Sada, Paseiro fue jugador deportivista durante cinco temporadas (1946-1951), aunque solamente jugó dos y media, ya que fue cedido al Betanzos (1946-47), Racing de Ferrol (1949-50) y Lucense (primera mitad de la 1950-51).

Después de jugar en el Arrancapinos y el Rayo de su localidad natal, Paseiro se incorporó al Deportivo en 1946, aunque debutó un año más tarde, tras su préstamo al Betanzos. Su estreno se produjo el 21 de septiembre de 1947 ante el RCD Mallorca en tierras baleares, donde el Deportivo se impuso por 1-3 en la primera jornada de la Segunda División 1947-1948. El tercer tanto fue obra del delantero centro sadense.

Fue aquel primer curso el mejor de Paseiro con la camiseta deportivista. El Deportivo logró su tercer ascenso a Primera tras los logrados en 1941 y 1946. Los blanquiazules quedaron subcampeones por detrás del Real Valladolid y el ariete coruñés fue el máximo goleador del equipo, con 18 tantos.

Con el salto a Primera y la llegada de Rafael Franco, Paseiro perdió protagonismo, pero dejó su sello goleador en su estreno en la máxima categoría. El Deportivo se impuso por 3-0 al RCD Espanyol el 27 de febrero de 1949 con un ‘hat-trick’ suyo.

Tras volver a salir cedido a Racing de Ferrol y Lucense, regresó al Deportivo en febrero de 1951 para echar una mano a la legendaria ‘Orquesta Canaro’. Paseiro suplió a Corcuera en 2 encuentros del tramo final de aquella temporada 1950-51 y vistió de blanquiazul por última vez el 3 de mayo de 1951 en los Campos de Sport de El Sardinero, en partido de vuelta de los octavos de final de la Copa de España frente al Real Racing Club de Santander (2-0).

El ariete sadense jugó con el Deportivo un total de 32 partidos, en los que marcó nada menos que 24 goles, con una sensacional media de 0,75 por encuentro. Paseiro defendió la camiseta blanquiazules en Primera (5 partidos y 3 goles), Segunda (23 y 18) y Copa (4 y 3).

En el verano de 1951, Paseiro se lanzó a la aventura americana para enrolarse en el Universidad de Chile, donde jugó una sola campaña. Posteriormente militó en el club que sufrió sus dotes goleadoras el día de su debut en Primera, el RCD Espanyol (1952-1956), antes de colgar las botas después de dos campañas en Andalucía: Real Jaén (1956-1957) y Xerez Deportivo (1957-1958).

El RC Deportivo desea mostrar su más sentido y sincero pésame a familiares, amigos, excompañeros y a todo el deportivismo. DEP.