D.E.P. Jorge “Parrocho”

Vídeo de Alberto Amorín

Jorge García Santos, guardameta deportivista durante casi tres lustros y que a lo largo de su carrera profesional solo defendió la camiseta blanquiazul, entre 1977 y 1991, falleció este mediodía a los 63 años de edad.

Jorge, nacido en A Coruña el 10 de agosto de 1957, es uno de los pocos ‘One Club Man’ (jugadores que militan toda su carrera profesional en un mismo club) en los 114 años de historia blanquiazul. Su fidelidad queda resumida en que es el quinto futbolista que mayor número de temporadas formó parte del primer equipo, con 14, solo por detrás de Manuel Pablo, Fran y Acuña (18) y Chacho (15) y por delante de Valerón, Mauro Silva, Guimeráns y Pedrito, con 13 cada uno. Además, es duodécimo en el ránking de partidos disputados, con 323, siendo el segundo portero que más veces ha defendido el escudo deportivista, solo superado por Juan Acuña, con 381. Jorge encajó un total de 368 tantos en esos 323 encuentros.

Con 221 partidos en Segunda División, Jorge es el quinto deportivista con más partidos jugados en la categoría de plata del fútbol español, tras Vicente Celeiro (268), Pancho García (258), Silvi (226) y Piña (224). Y con 64 partidos de Copa, es el segundo en este apartado, únicamente superado por Fran (74).

Jorge comenzó a jugar en el CD Calasanz, desde el cual pasó al Deportivo en edad juvenil. Con solo 17 años debutó con el Fabril, en el que militó durante tres campañas (1974-1977), en las que disputó 46 partidos y encajó 43 goles. En la última de ellas, fue miembro del filial que logró el regreso a Tercera División.

Durante su paso por el Fabril ya fue convocado en algunas ocasiones por el primer equipo, aunque su debut no se produjo hasta la temporada de su salto definitivo a la plantilla principal. El 23 de octubre de 1977, Jorge se estrenó en la portería deportivista, en partido de la 9ª jornada de la Segunda División 1977-1978 frente al CE Sabadell en la Nova Creu Alta (4-3).

Aquella temporada, Buyo lo apartó de la titularidad, al igual que en el curso 1979-1980. El betanceiro, Montes (1984-1985 y 1985-1986) y Yosu (1990-1991) son los únicos porteros que sacaron a Jorge del equipo con asiduidad. A todos los demás, como Guerrero, Blay, Millán, Docobo o Fernando, Jorge los superó, o al menos igualó, en la carrera por la titularidad.

Jorge siempre se caracterizó por ser un portero con una gran intuición en los lanzamientos de penalti. Buena muestra de ello lo ofrecen sus espectaculares números en las tandas de penaltis de Copa. Jorge estuvo bajo palos en 6 de las 16 tandas que el Deportivo ha disputado en Copa en toda su historia, en las que detuvo nada menos que 9 de 25 disparos y en las que el cuadro coruñés salió vencedor en 5 de ellas. La más recordada, sin duda, fue la protagonizada contra la Real Sociedad en el Campo de Atotxa, en donde detuvo los lanzamientos de Zamora y Uría para llevar al Dépor a los cuartos de final.

Su último encuentro como blanquiazul fue el 28 de abril de 1991, frente a la SD Eibar (2-3), en partido de la 32ª jornada de Segunda División celebrado en Riazor. Tras lograr, dos meses después, el ansiado ascenso que puso fin a casi dos décadas sin pisar la Primera División en el memorable choque ante el Real Murcia, Jorge colgó los guantes cuando estaba a punto de cumplir los 34 años.

Desde aquí queremos mandar un fuerte abrazo a la familia y que D.E.P. Jorge.